Preguntas políticas

  • ¿Qué es una ocupación militar? ¿Qué leyes se aplican?

  • ¿Constituyen una ocupación militar las acciones de Israel en Cisjordania?

  • ¿Conduce Israel su ocupación militar de Cisjordania de acuerdo con el Cuarto Convenio de Ginebra?

  • ¿Por qué algunos se refieren a Cisjordania y Gaza como "territorio en disputa"?

  • ¿Es la situación de Gaza también una ocupación?

  • ¿Tienen los palestinos el derecho legal de resistir la ocupación militar de Israel?

  • ¿Cuáles son las normas legales para que un país se anexe otro país o territorio?

  • ¿Qué pasa con la situación especial de los niños que viven bajo ocupación?

Desplácese hacia abajo para encontrar las respuestas a estas preguntas


¿Qué es una ocupación militar? ¿Qué leyes se aplican?

Durante la Segunda Guerra Mundial, las potencias del Eje (especialmente la Alemania nazi, Italia, y Japón) tomaron y ocuparon países y territorios sin preocuparse por la salud, la seguridad, y los derechos básicos de las personas que viven en esas tierras. Al final de la Segunda Guerra Mundial, el mundo había visto lo suficiente de este comportamiento y deseaba ponerle fin.

Poco después del final de la Segunda Guerra Mundial, representantes de 63 naciones se reunieron en Ginebra, Suiza, para abordar las leyes internacionales relacionadas con la guerra y los conflictos. Les preocupaba que las leyes existentes para proteger a los civiles y soldados en tiempos de conflicto necesitaba ser actualizado. El documento que escribieron—el Cuarto Convenio de Ginebra de 1949— hasta hoy día es el documento más importante que rige la protección de civiles y soldados en áreas de conflicto armado activo, así como en áreas de ocupación militar.

La convención describe una ocupación militar como la siguiente: cada vez que un país —la potencia ocupante— “ejerce las funciones de gobierno” en la tierra que ocupa. Todas las leyes de la convención permanecerán vigentes mientras una potencia ocupante continúe ejerciendo las funciones de gobierno en el territorio ocupado.

Israel firmó el Cuarto Convenio de Ginebra en 1949 y lo ratificó "sin ninguna reserva" en 1951. Como uno de los 196 estados que firmaron el convenio, Israel está obligado a seguir sus leyes.


¿Las acciones de Israel en Cisjordania constituyen una ocupación militar?

Photo credit: Paul Jeffrey

Photo credit: Paul Jeffrey

Las acciones de Israel en Cisjordania cumplen claramente con la definición de ocupación militar del Cuarto Convenio de Ginebra. Desde 1967, Israel ha impuesto la ley militar israelí a todos los no judíos (incluidos los cristianos palestinos y los musulmanes palestinos) que viven en Cisjordania. Los palestinos en Cisjordania viven bajo la ley militar israelí, y deben enfrentar los sistemas de justicia y detención militares israelíes.

Israel también ha asumido muchas otras funciones de gobierno. Israel controla los pasaportes y permisos de viaje. Controla los permisos de construcción y controla la importación y exportación de bienes comerciales. Israel controla las reservas de agua y los servicios básicos, como electricidad, carreteras, y escuelas. En efecto, Israel ha emitido más de 2,500 regulaciones individuales que limitan y restringen los derechos y libertades básicos de los palestinos que viven en Cisjordania. Al supervisar tantas funciones de gobierno en Cisjordania, así como a miles de soldados en todo ese territorio, Israel está haciendo cumplir claramente una ocupación militar.


¿Conduce Israel su ocupación militar de Cisjordania de acuerdo con el Cuarto Convenio de Ginebra?

“Ora por la paz de Jerusalén” pixabay.com/en/pray-peace-israel-jerusalem-sign-556144/

“Ora por la paz de Jerusalén” pixabay.com/en/pray-peace-israel-jerusalem-sign-556144/

La ocupación militar de Israel en Cisjordania viola rutinariamente el Cuarto Convenio de Ginebra. Las violaciones más obvias incluyen:

  • Robo de tierras

  • Asentamientos

  • Maltrato de prisioneros


¿Por qué algunos se refieren a Cisjordania y Gaza como "territorio en disputa"?

Las personas que defienden la ocupación militar de Israel a veces se refieren a Cisjordania y Gaza como "áreas en disputa." Según la Corte Internacional de Justicia y el amplio consenso internacional, el término adecuado para la tierra en Cisjordania es "territorio ocupado,” no "Area en disputa.”  Esta diferencia es importante. El término "en disputa" sugiere que no está claro que las actividades de Israel sean ilegales. Sin embargo, en la resolución 446 (1979) de las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas dictaminó que las actividades de asentamiento de Israel en Cisjordania "no tienen validez legal y constituyen un grave obstáculo para lograr una paz amplia, justa y duradera en el Medio Oriente." Esta área "disputada" es engañosa y peligrosa.

Algunas personas que apoyan la ocupación militar de Israel dirán que Palestina dio grandes franjas de Cisjordania a Israel en la década de 1990, como parte del proceso de paz de los Acuerdos de Oslo. Esto no es cierto, pero algunas personas lo repiten constantemente, esperando que otros lo crean. Un equipo de asesores legales palestinos llamado Unidad de Apoyo a las Negociaciones aclaró que Palestina no ha firmado el control de Cisjordania y condena a Israel por "exceder el alcance legal de sus poderes" actuando como si tuviera soberanía sobre la tierra.


¿Es la situación de Gaza también una ocupación?

Gaza es una franja costera de tierra de solo 22 millas de largo y 8 millas de ancho. Con una población de 1.8 millones, es uno de los lugares más densamente poblados de la tierra. Aunque Israel retiró a sus colonos judíos de Gaza en 2005, mantiene un bloqueo a Gaza. Este bloqueo impide que las personas se vayan y limita los recursos, como los alimentos y los suministros médicos, que ingresan a Gaza.

Israel realizó bombardeos militares a gran escala de Gaza en 2008-2009, 2012 y 2014 (y bombardeos menores en años intermedios) en los que murieron miles de hombres, mujeres, y niños palestinos. Durante estos bombardeos, el ejército israelí destruyó gran parte de la infraestructura civil de Gaza; muchos barrios residenciales, escuelas, hospitales, y lugares de culto; así como la vibrante industria pesquera de Gaza. Israel ocasionalmente bombardea Gaza y dispara a civiles que realizan sus actividades cotidianas, incluso en momentos en que no está realizando un asalto a gran escala.

Israel impone severas restricciones al movimiento de personas y bienes dentro y fuera de Gaza. Debido a estas restricciones, los habitantes de Gaza hoy sufren de pobreza, malnutrición, enfermedades (especialmente entre los niños) y atención médica inadecuada. Israel ha limitado los suministros de construcción tan severamente que, a mediados de 2016, casi dos años después del bombardeo de 51 días en Gaza en 2014, unas 100,000 personas en Gaza permanecían sin hogar, sin siquiera un refugio básico.

Los expertos legales son casi unánimes: a través de su bloqueo aéreo, terrestre, y marítimo, Israel efectivamente tiene control sobre los ciudadanos de Gaza. Entonces, el sitio de Gaza es una ocupación militar. Por esta razón, Israel está legalmente obligado a respetar—no dañar—los derechos de los ciudadanos de Gaza como se describe en el Cuarto Convenio de Ginebra.


¿Tienen los palestinos el derecho legal de resistir la ocupación militar de Israel?

Durante la Segunda Guerra Mundial, las potencias aliadas prestaron asistencia militar a las fuerzas de resistencia ("luchadores por la libertad") en los territorios ocupados por la Alemania nazi. Nadie cuestionó el derecho de esas fuerzas de resistencia para luchar contra los nazis. De hecho, se supuso que su resistencia era un "derecho inherente."

En 1977, la Convención de Ginebra fue enmendada para decir que la lucha armada puede ser utilizada, como último recurso, por personas en tierras ocupadas. Un total de 177 países (casi todos los países del mundo, excepto Israel) estuvieron de acuerdo y firmaron esta enmienda. ¿Y quién diría que, después de 50 años de ocupación militar cada vez más dura y asfixiante, las personas en los territorios ocupados de Cisjordania y Gaza no están en un punto de último recurso?

El pueblo de Palestina tiene derecho, según el derecho internacional, a resistir a sus ocupantes militares, incluso mediante la fuerza armada (aunque no dañando a civiles).


¿Cuáles son las normas legales para que un país se anexe otro país o territorio?

Durante la Segunda Guerra Mundial, las potencias del Eje (especialmente la Alemania nazi, Italia, y Japón) tomaron y ocuparon los países y territorios sin preocuparse por la salud, la seguridad, y los derechos básicos de las personas que viven en esas tierras. Al final de la Segunda Guerra Mundial, el mundo había visto lo suficiente de este comportamiento y deseaba ponerle fin. Celebraron el Cuarto Convenio de Ginebra y enumeraron los requisitos para el tratamiento de las personas durante la guerra y la ocupación. También crearon las Naciones Unidas, con leyes relativas a las acciones de las naciones. El artículo 2 (4) de la Carta de las Naciones Unidas establece claramente que el uso de la fuerza para adquirir tierras (como era habitual hasta entonces) ya no está legalmente permitido: "Todos los Miembros se abstendrán en sus relaciones internacionales de la amenaza o el uso de Fuerza contra la integridad territorial o independencia política de cualquier estado.”  El uso de la fuerza militar por parte de Israel para ocupar y controlar Cisjordania y Gaza viola esta disposición de la Carta de las Naciones Unidas. Las Naciones Unidas siempre han declarado que la ocupación militar de Israel es ilegal.

Hay varios métodos legales para que un país tome tierras más allá de sus fronteras inmediatas. Lo que estos métodos de adquisición de tierras tienen en común es que la transferencia de tierras solo puede ocurrir si las personas afectadas por la transferencia lo aceptan, y si sigue un período prolongado de paz, no en tiempos de conflicto. Las acciones de Israel no sugieren que persiga tales métodos pacíficos en el caso de Cisjordania o Gaza.


¿Qué pasa con la situación especial de los niños que viven bajo ocupación?

credit: anonymous

credit: anonymous

A medida que los palestinos que viven en Cisjordania y la Franja de Gaza entran en su 51° año bajo la ocupación militar israelí, la falta de estabilidad y la violencia continúan afectando a muchos niños palestinos. Viviendo bajo la ocupación militar causa sufrimiento a todos los palestinos, es especialmente difícil para los niños.  Se enfrentan a violaciones de derechos humanos y violencia persistentes y graves, y sufren traumas físicos y emocionales. Generaciones de niños en Cisjordania y Gaza han crecido viviendo en campos de refugiados y detrás de muros. Generaciones de niños han esperado en los puestos de control para ir a la escuela y regresar a casa. Generaciones de niños han visto a jóvenes soldados israelíes humillar a sus padres. Generaciones de niños han visto arruinados los hogares o negocios de sus familias, sus tierras robadas, sus granjas y huertos destruidos. Generaciones de niños han sido arrestados por las fuerzas israelíes y procesados en un sistema de detención militar israelí conocido por su extenso maltrato a los niños.

El testimonio de las Escrituras otorga a los niños un lugar privilegiado en el abrazo de Jesús y la visión de la comunidad amada. Jesús dio la bienvenida a los niños y los bendijo; nos llamó a ser niños en nuestra recepción del Reino de Dios. Jesús mismo nació en Palestina bajo la ocupación romana y, según el Evangelio de Mateo, escapó de la matanza de inocentes al convertirse en refugiado en Egipto antes de regresar a la tierra de su nacimiento donde creció. Leer los Evangelios es tomar conciencia tanto de la bendición como de la vulnerabilidad de los niños. Es saber que el amor de Dios se reveló en un niño y, en particular, en un niño que se enfrenta a la injusticia y la violencia.

Aquellos que falsamente ven a Israel y Palestina como iguales están de pie en el camino de la justicia y la paz.  Se niegan a reconocer el grave desequilibrio del poder militar y policial entre israelíes y palestinos, o a reconocer que la ocupación afecta más a los ocupados que a los ocupantes. Los que ven los fallidos procesos de paz en Israel y Palestina y renuncian a una solución están actuando como si Dios fuera impotente y el cambio histórico fuera imposible. A aquellos que no tienen la visión o la energía para perseguir este tema de justicia, respondemos: "Con Dios todo es posible" (Mateo 19:26).